Iglesia de San Vicente mártir

Barakaldo

Los orígenes de una urbe

  • Cronología: siglos XVII-XIX-XX
  • Autoría: Martín Ibáñez de Zalbidea (tracista), Simón de la Pedriza; Juan de Guezala (torre)
  • Municipio: Barakaldo

Visita Virtual

Índice de Iglesias

Advocación

Vicente de Huesca vivió en el siglo IV y fue diácono en Zaragoza. Perseguido y condenado a muerte por ser cristiano, sufrió un largo y penoso martirio. Se le representa como un hombre joven, vestido de diácono con una capa abierta por los lados llamada dalmática. En su mano izquierda lleva una hoja de palma, símbolo de victoria desde la Antigüedad, que representa su triunfo sobre la muerte.

Historia

En la carta puebla de Portugalete del año 1322, ya aparece citada la anteiglesia de San Vicente de Barakaldo, aunque no hay constancia de su fundación hasta 1340, cuando Sancho López de Baracaldo, Lope González de Zorroza y Galindo de Retuerto, instituyen su patronato desmembrándola así de la parroquia matriz de Santa María de Erandio, al otro lado de la ría.

El patronato de la iglesia sufrió con el tiempo algunas enajenaciones y cambios, pues en 1439 parece haber pasado a manos de los Butrón y de los Salazar, y para fines del siglo xviii estaba ostentado por varias familias: los marqueses de Valmediano, los Salazar, los Mazarredo y los Echévarri.

Edificio

Iglesia de planta rectangular con nave única de cabecera recta y poco profunda y capillas laterales. Los muros son de sillería, enlucida en el interior, y se cubre con bóveda de crucería que apoya sobre pilastras adosadas al muro. La iluminación es adintelada al interior y en arco de medio punto con vidrieras de moderna factura al exterior. Presenta coro alto y torre campanario a los pies del templo siguiendo la manera compositiva de las iglesias de las Encartaciones.

Bajo el coro se encuentra la pila bautismal. El templo, que cuenta con un pórtico de madera con losas de piedra en el suelo en los lados sur y oeste, forma un interesante conjunto junto con el palacio de la familia Gorostiza, construido en 1885, y la fuente, que data de 1888. 

Ajuar

A finales del siglo XIX, en 1871, Atanasio Anduiza proyectó el retablo mayor de aire clasicista en el que destacan algunos elementos como columnas corintias, arquerías de medio punto, hojas de palma, etc. Las imágenes de San Vicente, en el centro, y San Antonio de Padua, son coetáneas del mueble, mientras que el San José es de factura actual y el Calvario del ático esde estilo barroquizante.

En la capilla dedicada a la Dolorosa, destaca la imagen procesional de la Virgen vestida con manto negro bordado en hilos de oro, con corona y el corazón con los siete puñales de la pasión. También hay una hornacina con una imagen de Cristo yacente de estilo neoclásico.
Bajo el coro hay una pila bautismal y, junto al altar, un armonio de la casa barcelonesa Cayetano Estadella, y con un órgano romántico en el coro, realizado por Aquilino de Amezua, a la sazón, el mejor organero del país en el siglo XIX. Inaugurado en 1891, se trata de uno de los pocos instrumentos de su autor que se conservan en estado original. Una importante obra que refleja la lectura de la estética romántica que hizo Amezua partiendo del órgano barroco ibérico del coro, fechado en 1910 y restaurado en 1981.

Plaza de La Encarnación 9B
48006 Bilbao
Tel: (34) 944 320 125

Subvencionado por:

Sitio web con la colaboración de: